Pausa
 

INVESTIGACION
 

La conclusión de la urgencia subjetiva
Esteban Stringa

Vivimos, tal como J.A. Miller destacara en distintas oportunidades (1) (2) (3), bajo el régimen de la inexistencia del Otro, la caída de los grandes ideales y tradiciones que sostenían identificaciones y daban seguridad al sujeto. Las formas de lo nuevo de tal inexistencia, entonces, los síntomas nuevos como las urgencias, no están fundados en el amor al padre sino que cortocircuitan esa función.
Definimos a nuestro sujeto en estudio, siguiendo a E.Laurent (4), a partir de la caducidad de cualquier certidumbre identificatoria que hace surgir, acuciante, la pregunta por la causa. Vale decir, como lo que viene a responder a la emergencia de lo que hace agujero como traumatismo (5). En términos de lo que ya se planteara en la experiencia de fines de los años 80 (6), la cadena inconsciente sufre una ruptura abrupta. Años más tarde y previo a la fundación de PAUSA, afirma R.Seldes (7) que el significante desencadenado de la urgencia advendrá en un término superyóico. Partimos de estas definiciones en nuestra investigación.
Para formalizar mejor nuestro problema de investigación lo diferenciamos de la urgencia médica y de la urgencia psiquiátrica donde opera un saber ya adquirido ante un sujeto pasivo de la operación. La dimensión ética del psicoanálisis de orientación lacaniana no cede en la exigencia de apelar a la aparición de una subjetividad responsable allí donde el objeto presentifica al sufriente (8). Es en esta dimensión ética de hacer existir al sujeto que ubicamos nuestro problema de investigación, qué signos hay del incipiente abrochamiento del goce desencadenado.
Si el psicoanálisis de la orientación lacaniana se implica en el axioma de que la cura tiene una conclusión verificable, apoyándonos en esta tesis se puede inferir que la conclusión de la urgencia subjetiva, pensada como un punto conclusivo parcial al constatarse un abrochamiento incipiente, también es formalizable.
Si el problema es ético, guiado por la pregunta sobre las consecuencias del tratamiento de las urgencias subjetivas, estará ligado a la política del síntoma del psicoanálsis de orientación lacaniana cuyo horizonte es la producción de un analista. En un sentido amplio, la conclusión está ligada a la responsabilidad del sujeto sobre el goce que lo habita, a su singular forma de saber hacer con él.
Nuestras hipótesis de trabajo sobre este punto conclusivo parcial se orientan en la afirmación de que tal conclusión se da cuando despunta el sufrimiento como síntoma, cuando ese goce del síntoma se advierte como displacer. Es el tiempo en que las coordenadas de la transferencia comienzan a asomar con las complicaciones que esto pueda traer (9).

1) Miller, J.-A.(2003). “El inconsciente es político”, Revista Lacaniana de Psicoanálisis n° 1. Bs.As.: EOL.
2) Miller, J.-A. y Laurent, E. (2005b). El Otro que no existe y sus comités de ética, Bs.As.: Paidós. 76-77.
3) Miller, J.-A. (2005c). “Una fantasía”, Revista Lacaniana de Psicoanálisis n° 3. Bs.As.: EOL. 9-19.
4) Laurent, E. (2005). “La nueva clínica de las angustias, sus fundamentos y consecuencias para el psicoanálisis”, Nuevos síntomas, nuevas angustias. Bs.As.: EOL-Grama.
5) Lacan, J. (1973-1974). El Seminario, Libro 21, Les non-dupes errent. Inédito. Clase 8.
6) Hospital Lanús, Grupo de Investigación y Asistencia sobre la Urgencia (1988). La urgencia. El psicoanalista en la práctica hospitalaria. Bs.As.: Ricardo Vergara. Autor.
7) Seldes, R., (2004). “La urgencia subjetiva, un nuevo tiempo”, La urgencia generalizada. Bs.As.: Grama.
8) Baudini, S. (2005). “La urgencia y el tiempo”, Tiempos de urgencia. Bs.As.: JCE.
9) Seldes, R., (2005). “La urgencia subjetiva”, Tiempos de urgencia. Bs.As.: JCE.

Integrantes:
Ricardo Seldes, Néstor Rozenberg, Raquel Vargas, María Eugenia Serrano,
Guillermo López, Esteban Stringa (coordinador)

 

facebook